sábado, 3 de octubre de 2009

Mundo Abierto: con el Padre Sixto Varela


Soy Sixto Edo. Varela Santamaría, Sacerdote de Costa Rica, que estudia actualmente en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, Roma.Tengo 33 años de edad y 8 de vida sacerdotal. Soy el tercero de cinco hijos varones.
- ¿Por qué has venido a Valencia?
Al estar estudiando en Roma, debía buscar una parroquia para el verano, por la imposibilidad de regresar a Costa Rica. Entonces un compañero de Universidad que es de Valencia se enteró que un condiscípulo suyo necesitaba ayuda para el verano, me habló y en poco tiempo ya tenía todo listo para venirme a Silla, Valencia.
- ¿Qué es lo que más te gusta de esta tierra?
Lo que más me ha gustado de esta tierra es el trato de la gente, muy cercano, muy caluroso. Lo hacen sentir a uno como en casa.
Además me han gustado mucho las bellezas naturales que tiene, la arquitectura de la ciudad y sus edificios antiguos y nuevos.
Y no puedo dejar de lado las deliciosas comidas de esta tierra.
- ¿Y lo que menos?
Que la gente participa poco en la Eucaristía y cuando lo hacen están más pendientes del reloj que de la celebración. Y la poca participación de los jóvenes y los varones. Los bares y la plaza de toros llenos, pero la Casa de Dios, con poquita asistencia.
- Comparte con nosotros alguna anécdota de tu estancia…
El primer sábado que presidí la Santa Misa en la Parroquia, al final me presente con los fieles y les dije que esperaba al final del verano poder celebrarles en CATALÁN!!! Madre mía, qué metida de pata, corregí inmediatamente pero ya lo había soltado, por dicha que los fieles lo tomaron a bien.
- ¿Qué te llevas en la maleta de la experiencia de este verano?
Grandes amigos, empezando por el Rector Don Salvador Martorell, un gran hombre. Ha tenido sólo detalles desde que llegué. No me ha faltado nada, por el contrario creo que me ha dado de más.
El cariño de los fieles ha sido increíble, como si nos conociéramos de toda la vida.
Los lugares hermosos que visité. Las tradiciones valencianas que conocí, las comidas deliciosas que probé.

- ¿Volverás?

Espero qué sí. Por lo menos extraoficialmente, el otro verano vendré de nuevo a servir a esta parroquia. Y en marzo espero escaparme a las fallas de San José.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada